New Sheriffs in El Paso

Primeros Pasos

Sesión 1 - 27/06/10

El Paso, Riverbend, UFOllogist’s Alliance, 5:45 PM

UFOllogist’s Alliance es una librería y centro de convenciones local dedicado a la propagación de información relativa al fenómeno OVNI, muy popular en el oeste de Texas y en Nevada. También le dedican algo de espacio a la venta de libros y parafernalia relacionada con misticismo y lo paranormal. Es una tienda bien arreglada, con amplios ventanales y estanterías bien iluminadas. Su dueña, Victoria Brown, se esmera mucho en la presentación del local.

Lo que pocos saben es que a UFOllogist’s Alliance ha sido Acordado Territorio Neutral para la ciudad de El Paso. Esta tarde, muchos de los miembros de la comunidad sobrenatural de la ciudad se han reunido en el centro de convenciones a petición de Sean O’Riley, el representante del Consejo Blanco de Magos. Al final, unas tres docenas de personas están sentadas en diversas sillas, mirandose con nerviosismo o impasividad, según su carácter. Las diversas conversaciones sesan cuando O’Riley alza la voz y empieza a hablar. O’Riley, apodado “Baba” por sus amigos, es un hombre de corta estatura, quizás 1,65 metros de alto, de cabellos entre amarillo y rojizo y ojos de un azul muy pálido. Cojea al caminar, apoyándose en un bastón.

“Buenas tardes” dice el hombre con su marcado acento irlandés. “Para aquellos que no me conocen, mi nombre es Sean y represento al Consejo Blanco en esta ciudad. Los he llamado para informarles de noticias de cierta gravedad… noticias de las que ustedes deben estar informados. Desde hace unos días, la Corte Roja de Vampiros ha le declarado la guerra al Consejo Blanco, y…”

“Por qué motivo?” pregunta alguien desde la segunda fila “

“La información no es clara en ese respecto… aparentemente se quebrantaron las Leyes de Hospitalidad establecidas en los acuerdos. Y aunque ninguno de ustedes es miembro del Consejo Blanco… es decir, son civiles no combatientes, es enteramente posible que se conviertan en objetivos para vampiros, especialmente aquellos de ustedes que son practicantes”

Esto último genera una ronda de gritos y exclamaciones. Por fin, O’Riley continúa “Los vampiros no van a tomar riesgos, y pueden perfectamente decidir no arriesgarse y proceder a eliminar a un enemigo potencial. Ha ocurrido antes.” Comienza a repartir panfletos con el logotipo de CONCORDIA TOURS, la empresa turística ‘paranormal’ que Sean trata de mantener fuera de la Bancarrota.

“Aquí tienen algunos consejos y algo de información relativa a los vampiros rojos

“Son realmente grandes murciélagos capaces de tomar forma humana a través de una máscara creada con ectoplasma. Se siente perfectamente normal al tacto y es, en efecto, indistinguible de la piel genuina.

“Son bebedores de Sangre, la cual pueden obtener con facilidad gracias a su saliva narcótica. Eviten a como de lugar contacto físico con un vampiro rojo. Aquellos vampiros mas entregados a la lucha cuerpo a cuerpo tienden a ‘babearse’ y a ensalivar sus armas o puños.

“Entre la piel falsa de ectoplasma y el grueso cuero que cubre la mayor parte de su cuerpo, es bastante difícil herir a un vampiro de gravedad. Su armadura natural, sin embargo, no cubre su estómago, y esto puede ser explotado.

“No miren a un vampiro rojo a los ojos… muchos de ellos tienen trucos de dominación mental, y los ojos son un punto de acceso a sus mentes.

Tienen debilidades que pueden expltarse: La luz solar y la verdadera fé les quema (pero no los mata instantáneamente). Su armadura natural no cubre la barriga, como ya se mencionó. Son criaturas extremadamente sobrenaturales, por lo que no pueden atravesar un umbral a menos que se les invite a pasar. Agua corriente los entorpece, al igual que la lluvia fuerte.

La reunión continúa durante una hora adicional, hasta que la mayoría de los participantes se van. Sean detiene a 5 individuos para que se queden un poco más.

Sean parece conocerlos a los cinco y hace las presentaciones pertinentes: Detective Ezekiel Stone, un policía de El Paso. James Wentz, un aprendiz de Shaman. Trevor Johnson Moreno, un Ex-Ranger de Texas, ahora trabajando para el museo del Aire. Alexander Andros, un Canadiense adinerado, entendido en Vampirología y Don Rodrigo Arteaga de Castilla, un aristócrata español.

Sean explica que uno de los participantes que iban a venir no hizo acto de presencia: un médico mexicano llamado Antonio Aponte. Según Sean, el doctor es extremadamente puntual, y que, tras haber visto detalles del mundo sobrenatural estaba interesado en aprender más. La falta del médico preocupa a Sean y pide a alguno de estos que visiten al buen doctor en su casa en San Elizario para asegurarse de que esté bien.

“Lo haría yo mismo, ” explica Sean “pero debo partir muy pronto para… uhmm… debo salir del país por algún tiempo. Esta guerra va a demandar mucho de los practicantes como yo. Este es el segundo motivo por el que quería hablar con ustedes: Es completamente probable que sea reclutado para asistir en los esfuerzos de guerra, y me gustaría que la ciudad quede en buenas manos. Creo que ustedes pueden manejarse si algo sobrenatural amenaza la ciudad”

El Paso, San Elizario, Casa del Dr. Aponte. 6:50 PM

El grupo decide, cada uno por diversos motivos, pasar a visitar al Dr. Aponte a su casa. La encuentran abierta y vandalizada… Andros y Ezekiel investigan el anexo de la casa… un consultorio médico que sirve de ambulatorio local. El local ha recibido múltiples balazos, y en el quirófano encuentran un cadaver. James detecta una fuerte presencia residual de ectoplasma, completa con círculos trazados para permitir el rápido llamado de espectros y espíritus. Tras una investigación, encuentran algo fuera de lugar: Un recibo de estacionamiento del Club de Golf Vista Hills con las palabras “Sin Secretos XII” escrita en el reverso.

Afuera, Trevor ha detectado a un individuo que está observando la casa. Sigilosamente se oculta, y usando la oscuridad y los carros estacionados logra colarse justo a la ventanilla del ‘vigía’, a quien encañona. Un par de insinuaciones logran intimidar al hombre a que coopere. Está trabajando a destajo para un indio… no lo conoce… buena paga por una noche de trabajo. Debe seguir a cualquiera que entre a la casa y luego comunicarlo al jefe. Sí, tienen al médico en un almacen cercano. No, no sabe que es lo que quieren con él. Lo atraparon cuando volvía a su casa. El no sabe nada del cadaver en el ambulatorio… lo encontraron allí.

Tras deliberar, el grupo decide separarse: Mientras Don Rodrigo va a investigar el Club de Golf, Ezekiel, James, Alexander y Trevor van a revisar el almacen.

El Paso, San Elizario, Almacén Abandonado, 8:25 PM

El almacen está al lado de un liceo y un terreno baldío, y a pesar de la hora de la noche, encuentran luces encendidas. Ezekiel es el primero en adentrarse al local, saltando el enrejado con mucho cuidado… pero no el suficiente como para pasar desapercibido de uno de los dos guardias. Este da la señal de alarma, y un segundo guardia aparece doblando la esquina… pero es rematado en seco con un tiro de larga distancia de Trevor. También aparecen dos perros del tamaño relativamente reducido… pero estos perros tienen ojos rojos, nada de pelo e inmensos colmillos… espinas comienzan a crecerle sobre el lomo.

“Ja!” le grita el guardia a Ezekiel mientras le dispara al policía “Estás acabado… los chupacabras te van a destrozar” Alexander y James llegan al otro lado de la reja… el primero deja caer un hechizo de hielo sobre un chupacabras y el segundo abre fuego con un antiguo revolver sobre el segundo. Las dos bestias ahúyan y saltan el enrejado para enfrentarse a los recién llegados.

El guardia ve con desazón como le abandonan las criaturas, y solo percibe el fogonazo del rifle del Detective cuando este le dispara y le deja tendido en el suelo. Mientras tanto, Trevor a penetrado también en el patio del almacén y ha descubierto al doctor guindado de un montacargas… también nota al sujeto indio que le tortura. Trevor dispara al indio y este detiene en seco las balas, que caen inofensivamente al piso, seguidamente Ezekiel llega y trata de dispararle también, pero se ve forzado a cambiar su arma cuando su habitual rifle se niega a disparar… (Toda la magia que se ha usado o alguna otra razón?) Para entonces, James ha terminado un ritual mágico que acelera su ritmo vital y descarga suficiente adrenalina hasta el punto de poder saltar la reja de un solo tirón, escapando del chupacabras que le ha dejado malherido. Alex entorpece a un chupacabras con un hechizo, y luego crea un cono de hielo que atraviesa limpiamente la cabeza del segundo.

El mago adentro, viendo que se está quedando solo decide emprender una retirada estratégica hacia una oficina cercana, no sin antes descargar líneas de energía contra Ezekiel quien recibe quemaduras de consideración. Para entonces, Ezekiel y Trevor han logrado bajar al doctor, quien está inconciente pero vivo a pesar de sus fuertes heridas. James, aún acelerado por su hechizo, entra por la puerta trasera y grita de sorpresa al ver al indio

“Lucas!”

“James” responde el indio “que agradable sorpresa. No esperaba que nuestros caminos se cruzaran tan temprano” y procede a descargar otro de los anillos que lleva en la mano… James logra bloquear el ataque con la ayuda de sus propios anillos mágicos.

Tras bloquear dos balazos adicionales de Ezekiel y Trevor, Lucas dice “No creo que pueda quedarme a disfrutar tu muerte… pero aquí te dejo este regalo. Siéntete en perfecta libertad de expirar en cualquier momento” y desaparece en un fogonazo de luz.

“Qué presente?” pregunta Ezekiel solo para notar que uno de los cuerpos de los guardias está animado, de pié y corriendo hacia ellos como un Terminator.

Afuera, Alex ha terminado con el segundo chupacabras y usa un hechizo de viento para moverse hasta la entrada del almacén… justo a tiempo para ver a la criatura lanzarse contra James. Este esquiva milagrosamente los ataques de la criatura, y logra poner pies en polvorosa gracias a los ataques de Trevor… Ezekiel ha llevado al doctor a su carro y está volviendo a toda máquina para recoger a los otros y marcharse. Trevor compra tiempo para que los demás escapen deteniendo a balazo limpio a la criatura.

Los demás logran montarse justo a tiempo en el carro, y emprenden la huída con el muerto corriendo atrás de ellos cuando notan que Trevor no se ha montado. Con toda tranquilidad, el cazador de monstruos recarga su escopeta, y ahora, con un arma más apropiada, procede a descuartizar al esqueleto viviente con escopetazos a quemarropa.

El Paso, Vista Hills, Vista Hills Golf Club, 10:55 PM

Después de dejar al Dr. Aponte en el Hospital Militar, el grupo decide investigar que ha pasado dentro del Club de Golf de Vista Hills. Alexander recuerda justo cuando llegan al sitio que un conocido está celebrando, con bombo y platillo, los 15 años de su hija. Don Rodrigo se ha ‘coleado’ en la fiesta, y cuando Trevor le llama, parece muy encariñado con alguna muchacha.

Alexander y James deciden no entrar… El club tiene cámaras, alarmas y detectores contraincendios que pueden fácilmente dejar de funcionar en su presencia… ni hablar de la miniteca que ahora suena en el fondo. Ezekiel, además, dice tener algo de ‘historia’ en este sitio y prefiere no arriesgar un mal encuentro.

Así que Trevor es quien tiene que penetrar en el club, con la ayuda de James que transforma la chaqueta y blue-jeans del Cazador en un smoking en toda regla. Visiblemente incómodo con su Smoking, Trevor llega hasta la puerta del club donde el portero, naturalmente, no quiere dejarle entrar sin invitación. Afortunadamente, Rodrigo logra engrasar la mano del hombre, y ambos entran a la fiesta.

El único sitio abierto al público que el Dr. puede haber visitado es la galería de arte del club… cerrada en este momento. Trevor y Rodrigo trazan un plan: mientras el Español mantiene ocupados a los dos guardias que vigilan la entrada, el ladrón se empalma la llave de la Galería y sigilosamente se la pasa a Trevor. Una segunda distracción, creada con una llamada de Alexander al dueño de la fiesta permite a Trevor penetrar en la Galería, encontrar un pendrive escondido con disimulo y eventualmente lograr salir.

El pendrive, cuando logran examinarlo, contiene información sobre una torre pertenenciente al Consejo Blanco de magia en Arkángel, Rusia. La torre, de hecho, pertenece a Simon Petrovich, un eminente mago y vampirólogo.

Comments

Conjurer Conjurer

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.